Agenda tu cita: agendar cita ivan diazgranados (5) 3201673

Blog

¿EXISTE LA PIEL SENSIBLE?

Decimos que una piel es sensible cuando el/la paciente nos cuenta que presenta sensaciones transitorias y desagradables en la piel, que pueden ser de diferente intensidad. Es muy frecuente, hasta un 50% en algunas series, y más en mujeres.

Es una reacción sensorial exagerada frente a múltiples y diferentes factores.

En lugar de “sensibilidad cutánea” debería conocerse como “Autopercepción de sensibilidad cutánea”, ya que suele ser muy subjetivo.

Aunque antes se dudaba de su existencia, hoy en día se considera un síndrome clínico del que existen definiciones y clasificaciones que la describen como la existencia de sensaciones anormales consistentes en prurito, quemazón, dolor, hormigueo, escozor… que aparecen en respuesta a diversos estímulos que pueden ser físicos (radiaciones UV, calor, frio, aire…), químicos (cosméticos, jabones, agua, polución…), psicológicos (estrés), hormonales (ciclos menstruales).

Pueden presentar enrojecimiento, aunque no es un hallazgo constante.

También se conoce como piel reactiva, intolerante o irritable. Estos términos parecen más adecuados, para no confundirla con la alergia de contacto. Ya que, aunque su fisiopatología permanece sin aclarar, se sabe que el mecanismo que subyace no es inmune.

No es una alergia.

Se debe probablemente a un mecanismo de inflamación neurogénica que tiene lugar tras activación de nervios sensitivos terminales de la piel.

Las pieles extremadamente sensibles pueden mostrar una reactividad muy alta a todos los tipos de factores: tópicos, ambientales, (incluida la polución), e internos como estrés o cansancio. Puede presentar fases de crisis (status cosmeticus), que duran días o semanas y durante la cuales, el que las padece no tolera ningún producto.

Existen test diagnósticos; como test del escozor, test de sensibilidad al calor o test de capsaicina. Pero el diagnóstico se basa en la historia clínica fundamentalmente.

Su frecuencia aumenta durante el verano, lo que sugiere que las radiaciones UV puedan ser desencadenantes, aunque no existe asociación con ningún fototipo.

Casi 25% de las mujeres son sensibles a algún compuesto tópico y un 15-20% a factores ambientales, como calor, viento, cambios de temperatura.

Afecta por igual a pieles grasas o secas.

La piel sensible aparece con mayor frecuencia en pacientes con dermatitis atópica o alergias, pero la mayoría no presentan nada de esto.

En algunos pacientes existe una alteración de la barrera cutánea que favorece el contacto con factores desencadenantes. Sin embargo, en la mayoría no existe esta alteración de la barrera, lo que sugiere que piel sensible y piel seca son fenómenos diferentes aunque relacionados, ya que, una piel seca favorece el contacto con los factores que desencadenan la reactividad de esas pieles. Y al revés. De hecho, el uso regular de emolientes mejora los síntomas.

Por otro lado, la presencia de sensaciones anormales y vasodilatación, reflejan la participación del sistema nervioso cutáneo. Neurotransmisores como sustancia P, el péptido relacionado con el gen de la calcitonina (CGRP), Péptido intestinal vasoactivo (VIP), pueden provocar inflamación neurogénica con vasodilatación y degranulación de mastocitos.

Se define inflamación neurogénica como la liberación de neuropéptidos (desde las terminaciones nerviosas) dando lugar a inflamación.

Es curioso cómo los factores que pueden desencadenar los síntomas en las pieles reactivas son muy numerosos. Por eso, la mayoría de autores creen que la base está en la participación de receptores transitorios (TRP) en los canales, aunque no se ha podido demostrar. Ya que son las únicas moléculas que pueden ser activadas por todos estos diferentes factores y se expresan en las terminaciones nerviosas, en las células de Merkel y en los queratinocitos. Así que, existirían en ellos unos canales TRP anormales o excesivamente activados.

En definitiva, en las pieles reactivas el nivel de tolerancia es anormalmente bajo.

No afecta sólo a la cara, en ocasiones aparece reactividad en otras zonas como cuero cabelludo, manos, pies, cuello, espalda, genitales, etc.

La cara es la zona más frecuentemente afectada y de la que más se quejan los pacientes y dentro de esta los pliegues nasolabiales, que es la zona donde se realizan la mayoría de test. Le sigue las eminencias malares, barbilla, sienes, frente y labio superior.

Es frecuente que nos consulten por tener el cuero cabelludo sensible, y los síntomas aquí son algo diferentes. Es más frecuente el picor y el hormigueo. La caspa no es un síntoma. Los factores desencadenantes son también diferentes: calor, emociones, champus. Su frecuencia aumenta con la edad. El picor en el cuero cabelludo aparece con o sin caspa. De hecho el cuero cabelludo se considera un órgano con terminaciones nerviosas C funcionalmente aberrantes.

DIAGNOSTICO DIFERENCIAL

El principal es con los Flushing (enrojecimiento brusco) que sufren los pacientes con rosácea. En ausencia de eritema, el diagnóstico es fácil.

Otras causas posibles de sensaciones anormales sin otros síntomas objetivos son neuropatías, tanto de pequeñas fibras como de grandes. En el cuero cabelludo, además deberíamos incluir la Tricodinia en el diagnóstico diferencial. Esta es una sensación dolorosa en las zonas de alopecia (androgenita, efluvio telogeno, areata, etc)

TRATAMIENTO

No existen estudios controlados, randomizados, doble ciego. El tratamiento se basa en el uso de cosméticos que sean bien tolerados y con efectos calmantes.

Existen muchos productos en el mercado. Recientemente se ha propuesto el uso de T-4-T butilciclohexano, un antagonista selectivo de TRPV1.

Lo ideal es retirar todos los productos que se estén usando y sustituirlos por aquellos con la menor cantidad de ingredientes posibles. Muchos dermatólogos recurrimos a la formulación magistral para personalizar estos tratamientos.

Suscríbete para recibir información de actualidad ingresando tu e-mail aquí:

Síguenos en Nuestras Redes

Últimos Blogs

Dónde Nos Encuentras

Dr. Ivan Diazgranados Fernández

Cra 53 # 82 - 86 Edificio
Ocean Tower - Ofc. 501
Barranquilla, Colombia

Teléfono:+57 (5) 3201672 - 3201673

Celular:+57 (5) 318 822 4082

Email: idiazgranados@outlook.com